TOXEMIA DEL EMBARAZO

https://www.facebook.com/groups/Amigos.de.Hamer/permalink/435035296573627/

Eduardo Castellanos Cervera : (04/04/2013)
Un padecimiento que ha sido el dolor de cabeza de los obstetras durante muchas décadas es la TOXEMIA del embarazo, que tiene dos variantes: la pre-eclampsia y la eclampsia. Las características clínicas de esta enfermedad son: hipertensión arterial que puede llegar a ser muy severa, edema moderado a generalizado, eliminación de gran cantidad de proteínas por la orina, aumento del fibrinógeno, que es un factor de la coagulación. Cuando a estas características se agregan convulsiones tónico-clónicas generalizadas se habla de eclampsia, que puede dar como resultado la muerte del binomio materno-fetal o solamente de uno de ellos. La mejor manera de tratar esta grave enfermedad es extraer al bebé para evitar complicaciones graves. Los medicamentos alopáticos no tienen ningún efecto positivo sobre la enfermedad. La Medicina oficial no tiene ninguna explicación sobre la causa y sobre el tratamiento efectivo de la misma.

Se supuso, cuando se empezó a estudiar la enfermedad, que se debía a la eliminación de toxinas al torrente circulatorio procedentes de la placenta (toxemia). Ahora que se conocen las 5 leyes biológicas se puede afirmar que están involucrados varios conflictos, que sumados al embarazo, da por resultado los síntomas y signos relatados anteriormente. Teóricamente si se identifican dichos conflictos y se cumple la 2a. ley biológica se puede resolver este gran problema de salud materno-fetal y llegar a feliz término. Los conflictos involucrados pueden ser principalmente el conflicto de líquido, que involucra el parénquima renal y produce hipertensión arterial en fase activa y síndrome de túbulos colectores renales, que explica la gravedad del edema en el cuerpo y seguramente también en los focos de Hamer. Se me ocurre que pudiera haber un conflicto de colectores renales en fase activa en un hemisferio y otro conflicto de colectores renales en fase de conflictolisis en el otro hemisferio. En la epicrisis pueden ocurrir las convulsiones y la muerte en casos muy severos. De alguna manera el embarazo está involucrado al no ser deseado o presentarse en una situación familiar y social desventajosa. Eso explica que sea más frecuente en adolescentes y mujeres que no han ubicado el papel que desempeñan en la vida y en el mundo que les tocó vivir.

Anuncios